Desarrollan un sistema para aislar de la red las instalaciones de autoconsumo

El sistema SARA ha sido presentado en exclusiva por el portal Suelo Solar, que no cita la empresa que lo ha desarrollado ni el nombre de los investigadores de la UPM, pero si destaca que el sistema ha sido patentado y será introducido en el mercado español por la consultoría Renova, que está buscando inversores de capital y fabricantes interesados.

De acuerdo con la misma fuente, el sistema está compuesto por dos bancadas de acumuladores totalmente independientes desde el punto de vista eléctrico pero con la posibilidad de intercambiar sus funciones. Una de las bancadas está conectada al generador de autoconsumo aislado de un usuario,  con la función de recoger los excedentes de energía o bien de proporcionar la energía demandada por el usuario y que no fuese capaz de proporcionar su generador.

La otra bancada de acumuladores es de respaldo, pudiendo estar conectada a la red mediante un contrato de suministro eléctrico bajo titularidad de una empresa de servicios energéticos (ESE) y cumpliendo, desde el punto de vista técnico, las condiciones de un circuito similar al utilizado para recargas de vehículos eléctricos. (Suelo Solar señala al respecto que se da por supuesto que el cumplimiento de esta normativa técnica ofrece seguridad suficiente en la recarga de acumuladores con independencia del uso que se les dé a los mismos).

Las bancadas de acumuladores estarían supervisadas por un controlador incorporado en el sistema que mediría, por una parte, el nivel de carga del acumulador conectado al generador del usuario y por otra, el nivel de carga del acumulador de respaldo. Cuando el nivel de carga del acumulador conectado al generador del usuario llegue a un nivel especificado de descarga, el controlador establecería la orden de intercambio de las funciones de las bancadas de acumuladores. Este intercambio se realizaría de tal forma que nunca existiría conexión eléctrica entre el generador del usuario y el sistema eléctrico, pasando cada bancada de acumuladores a asumir la función que tuviera la otra.

Ningún vínculo con la red
Por tanto, el sistema de autoconsumo del usuario sería aislado, al cumplir con la  normativa para baja tensión (REBT), que considera las instalaciones aisladas como "aquellas en las que no puede existir conexión eléctrica alguna con la red de distribución pública".

Por otra parte, en condiciones climatológicas adversas, sería suficiente con dimensionar las bancadas, lo que en el caso de este sistema se hace en un solo día, para atender la demanda de energía del usuario, ya que SARA permitiría la carga de los acumuladores de respaldo en menos de 24 horas. Incluso dicha carga podría ser programada para realizarse en horarios de tarifa supervalle, con un coste de energía del entorno a 5 c€kWh, optimizando de este modo los costes en los que debe incurrir la ESE, que prestará al usuario solamente los servicios de disponibilidad e ininterrumpibilidad, sin en ningún caso revender energía.

El usuario no tendría ningún contrato de acceso/comercialización con la distribuidora/comercializadora, siendo la ESE la empresa titular de estos contratos  si los hubiere y a su vez la propietaria del sistema.